jueves, 7 de mayo de 2009

CADA LONJA TIENE SU HISTORIA.


Las gentes y el habiente de las lonjas de pescado, tienen un vinculo y un parentesco muy grande con la gente de mar, se respira ambiente marinero en estas, por los cuatro costados, pero también históricamente, ya que por ejemplo podemos ver, en la rula de Cudillero (lonja en Asturias) un mural en el cual hace referencia a:



"la mesa de los mareantes" de Luarca (Asturias) ,  Que explica que una de las más curiosas costumbres del viejo gremio, era la manera de decidir si salía o no a la mar en los días de tiempos dudosos. Si no había acuerdo previo entre los patrones de las embarcaciones, se adoptaba la decisión por medio de votos de una forma muy peculiar y democrática: En uno de los extremos de la mesa se pintaba, en esquema una lancha y el otro una casa. Del lado de la lancha se ponían los partidarios de ir a la mar y del de la casa los de permanecer en puerto. Si eran mayoría los primeros, cada uno podía hacer lo que mejor conviniese, salir o quedarse. Pero si la mayoría era de los segundos, se prohibía terminantemente salir a la mar.


Otro ejemplo de la gran unión histórica entre la gente de mar y el de las lonjas o rulas en Asturias, la encontramos en Gijón precisamente y más concretamente en el Barrio de Cimadevilla, antiguo barrio pesquero, y aunque en las últimas décadas se ha transformado en un sector turístico.





Desapareciendo el puerto pesquero en 1.987, transformado actualmente en puerto deportivo.
Pero en su estructura aun se adivinan su pasado marinero, historia que encontramos en el museo y casa natal de Jovellanos



"EL RETABLO DEL MAR DE SEBASTIAN MIRANDA", constancia de la gente y el movimiento de la rula de Gijón de primeros de siglo, en este barrio tradicionalmente pesquero, que tan bien supo plasmar este pintor escultor asturiano, en el cual y como protagonistas, están la gente de la rula en pleno trabajo en aquella época, curiosamente observamos que se parece mucho ha las lonjas actuales, en el cual los compradores están en la planta de arriba y la subasta se realiza en la planta de abajo, podemos observar que la mayoría de los protagonistas eran mujeres y las que realizaban las operaciones de compra, una vez amarrado el precio de cada subasta dejaban constancia de las operaciones lanzando unas bolas de madera con el número correspondiente al comprador, que depositaban en las cestas o partidas de pescado adquiridas.

Este retablo de belleza y dimensiones considerables, tiene gran mérito ya que su preparación tubo unos patrones originales de la gente real de la época, ya que el pintor se tomó su tiempo, para recoger bocetos de cuadernillo en el puerto y en la rula, de los protagonistas auténticos y que luego traslado rasgos y características al original, entre los años 1.931 y 1.933, esta obra quedo destruida en la guerra civil, pero Sebastian Miranda, volvió ha hacerlo de nuevo cogiendo los patrones originales, entre los años 1.940 a 1.972, terminándolo casi al final de sus días, esta que fue su obra más importante ya que falleció en 1.975 con 90 años de edad.





Sin lugar a dudas, historias como las anteriores son parte de nuestra cultura marinera, Cientos de ellas sobre cada lonja o mercado de pescado de ciudades y pueblos costeros, como del interior, cada uno tiene la suya propia.







Podemos ver a continuación un vídeo, que reflejan perfectamente la historia de gente que dedico su vida al pescado, lejos del mar.

-Historia del mercado de pescados de Zaragoza( vídeo).





Un pequeño homenaje a los pescaderos de mi ciudad.
"Artesanos del pescado"

No hay comentarios:

Saludos de NICAYO.

Hola amigos soy José Antonio Franco un pescadero de Zaragoza con más de 30 años de experiencia y sobre todo amante del mundo del pescado y del buen hacer en esta profesión.
Estoy muy contento de poder materializar una idea en este blog, es algo que tenía en mente desde hace mucho tiempo y poderlo compartir con todas las personas que les apasione este bonito mundo de nuestra cultura marinera.
Saludos.