lunes, 29 de octubre de 2007

LA CONSERVACIÓN DEL PESCADO.

NUEVOS MÉTODOS: TRATAMIENTO CON OZONO, ENVASADO AL VACÍO DE PESCADO Y EN ATMÓSFERA PROTECTORA.



El tratamiento con ozono, y el envasado al vació o en condiciones de atmósfera protectora, son algunos de los más recientes avances en la conservación del pescado.

El envasado al vacío permite al pescado una conservación de 3 a 6 veces mayor que en un procedimiento de mantenimiento normal, y si además esto se combina con la refrigeración o la congelación esto permite un mayor grado de calidad organoléptica en estos sistemas durante más tiempo.




El envasado en atmósfera protectora, junto con una correcta manipulación y aplicación del frío, permite incrementar la vida útil del pescado fresco refrigerado 2 ó 3 veces con respecto a otros métodos usados tradicionalmente.





El envasado en Atmósfera Protectora, consiste en sustituir el aire que se encuentra rodeando al producto en el momento del envasado, por un gas o mezcla de gases especialmente preparada para cada tipo de alimento, con el fin de prolongar la vida útil del producto envasado.
Este sistema permite un cierto control sobre las reacciones químicas, enzimáticas y microbianas, evitando o minimizando las degradaciones que se producen durante los periodos de almacenamiento.
El proceso utiliza fundamentalmente tres gases (oxígeno, nitrógeno y dióxido de carbono), que producen un efecto individual o combinado, para mantener la calidad de los alimentos.




La aplicación de ozono (O3) reduce en un número importante los microorganismos.
Cuando se aplica ozono en la conservación de pescado y marisco, se mejora la vida útil, la presencia del pescado es brillante, "aspecto fresco", se utilizan muchos menos conservantes o incluso se eliminan la utilización de conservantes, no se generan olores, y el pescado sigue en "rigor mortis." Más tiempo.





El contacto del pescado puede darse al ser labado o sumergido en agua ozonizada, destruyendo las bacterias de este y formando una película protectora la cual le protegerá durante un tiempo de estas, y por tanto alargando su conservación, mantenido con hielo fabricado con agua ozonizada, y que el recinto o ubicación donde se elabora o se expone el pescado este convenientemente ozonizado.







La conservación por ozono es mucho más útil en combinación con otros métodos como el frío.

El método del ozono está en fase experimental, aunque ya lo están empezando a utilizar, hay tanta gente a favor de su utilización como detractores.

No hay comentarios:

Saludos de NICAYO.

Hola amigos soy José Antonio Franco un pescadero de Zaragoza con más de 30 años de experiencia y sobre todo amante del mundo del pescado y del buen hacer en esta profesión.
Estoy muy contento de poder materializar una idea en este blog, es algo que tenía en mente desde hace mucho tiempo y poderlo compartir con todas las personas que les apasione este bonito mundo de nuestra cultura marinera.
Saludos.