sábado, 15 de septiembre de 2007

ALMEJAS DE CULTIVO.


ALMEJAS DE CULTIVO.(Vídeo)

La Venericultura: cultivo de almejas comenzó en España a mediados del siglo pasado. Empezando en las parcelas naturales a combinar el cultivo con la pesca y recolección de las especies de almeja fina y babosa salvaje con las sembradas, desarrollando técnicas de cultivo que más tarde se adaptaron a otros tipos de almeja como la almeja rubia y la almeja japónica, siendo esta última la que más volumen de producción genera, al ser más resistente y de más fácil cultivo que el resto.




Las semillas de la almeja tal y como llegan del vivero tienen que tener un proceso intermedio antes de ser cultivadas ya que les falta algo de tamaño para que puedan adaptarse al nuevo suelo y condiciones naturales, depredadores como los cangrejos, corrientes marinas, y la largura de sus sifones sea el suficiente al ser enterradas y no morir asfixiadas.
Entonces en unos semilleros próximos a la zona donde se cultivaran posteriormente y protegidas con unas mallas acordes al tamaño del bivalvo pasarán 5 o 6 meses hasta que alcanzan el tamaño, la adaptación a la zona y resistencia para poder ser trasladadas a las parcelas de crecimiento y engorde. Siendo en verano su crecimiento mayor que en invierno ya que filtran más agua, viéndose claramente en los anillos gravados en las conchas, denominados anillos de crecimiento que no reflejan años naturales como los anillos de los árboles, sino que reflejan la velocidad de su crecimiento por la separación de sus líneas.



EL MERCADO:   En Galicia hay cuatro tipos principales de cultivo de almeja: Almeja fina, babosa, rubia y japónica.
La almeja fina es una de las de más calidad por su finura, (hasta el punto de poderse comer cruda con limón conociéndose cuando son de gran tamaño como "Almeja limón o de Carril") y por tener un gran aguante fuera del agua y más larga conservación, su color es entre blanco y castaño.
-La almeja babosa es de color gris pálido o crema, Tiene una calidad similar a la almeja fina pero no vale para comer cruda y no posee su resistencia fuera del agua, siendo más delicada que otras almejas. Este condicionamiento hace que se exporte en menor medida que otras almejas.
-La almeja rubia tiene unas tonalidades rojizas y moradas que la diferencian de otras almejas. Se utiliza habitualmente para platos más elaborados como guisos, a la marinera, etcétera
-La almeja japónica o japonesa tiene sus líneas muy marcadas, formando cuadrículas al cruzarse, mucho más marcadas que en la almeja fina. De menor calidad y precio pero de una rápida producción.

El cultivo de las almejas como ya hemos dicho se realiza en parcelas con un sedimento natural muy bueno como las parcelas de carril, o en un emplazamiento donde se pueda adecuar el suelo y el hábitat sea el idóneo, como si de un tipo de cultivo terrestre se tratase y con unos puntos esenciales a tener en cuenta como son:


1. Valorar las características de la zona de cultivo y su capacidad productiva.
La producción anual puede estimarse multiplicando la densidad de producción en peso por la superficie dedicada al engorde y dividiendo por el tiempo de engorde en años.
2. Establecer los medios biológicos, materiales y humanos.
Teniendo en cuenta los objetivos de producción y las tasas de supervivencia y crecimiento se puede calcular la cantidad de semilla.
Conociendo los precios de la semilla y el precio de la almeja comercial se puede calcular el rendimiento.
Medios materiales
En pequeños parques es suficiente con el uso de los utensilios tradicionales de marisqueo; pero en grandes superficies se impone la mecanización para abaratar los costes de producción.
Se indican los materiales de uso general y los necesarios para cada actividad: planificación, acondicionamiento de instalaciones, cultivo, cosecha y control del cultivo.

Medios humanos. Una pequeña superficie puede ser cultivada por 1 ó 2 obreros; pero una explotación comunitaria a gran escala precisará de un equipo técnico formado por un gerente y un director técnico que pueden contar con la colaboración de personal cualificado.
3. Elaborar un calendario de actividades y distribuir las tareas a realizar
Utilizando las curvas y ecuaciones de crecimiento se puede predecir, con una cierta aproximación, el momento en el que se van a realizar las distintas actividades con sus tareas correspondientes.
Se identifican las principales tareas indicando el momento relativo de realización. Por último se elabora el plan para toda la etapa de cultivo, desde el preengorde hasta la cosecha.

No hay comentarios:

Saludos de NICAYO.

Hola amigos soy José Antonio Franco un pescadero de Zaragoza con más de 30 años de experiencia y sobre todo amante del mundo del pescado y del buen hacer en esta profesión.
Estoy muy contento de poder materializar una idea en este blog, es algo que tenía en mente desde hace mucho tiempo y poderlo compartir con todas las personas que les apasione este bonito mundo de nuestra cultura marinera.
Saludos.